Cambio de temperatura




Este vestido piscinero (Blanco 29,95) me sirve para pasear por el paseo marítimo en junio y para ir de shopping en Madrid en octubre. Sólo hace falta añadirle una estola de piel que me regaló mi suegra, una chaqueta de suero que compré en las rebajas de Zara hace unos 3 años y quizás unos guantes. El look perfecto se puede completar con una cadena con conejito (rebajas de Oysho 0,99) y un cinturón vintage que me regaló mi querida Julia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada