Serena Camboya


 Imposible olvidar los tres días que pasamos recorriendo los templos de Angkor. Las ruinas, la jungla, los Budas cubiertos con túnicas naranjas y elefantes! Si no sabéis de qué hablo os recomiendo la escena final de "Deseando amar". Cuando la vi, no pude olvidarla. Angkor Wat me la recordó. Una obra de arte. La sonrisa de Buda, relax total.
Lo peor: las minas antipersona. Aún matan a cientos de campesions cada año. En su día fue Lady Di quién puso su granito de arena para luchar contra ellas. Hoy, celebrities como Angelina Jolie hacen lo propio. Durante el rodaje de Tomb Ryder (en los templos de Angkor) adoptó a su hijo Maddox y donó un millón de dólares por la causa. Ahora me gusta más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada